Terapia Siener / NPDO

 

 

Descripción de la terapia:


¿Qué es la terapia NPDO?


La NPDO es uno de los sistemas de micro-puntura más modernos y esta denominado como  “Nueva terapia de puntos de dolor y de órganos (NPDO)”.


Su fundador fué el naturópata Rudolf Siener, fallecido en el año 1993, dejando con la NPDO un método muy efectivo para el tratamiento de los dolores y otras molestias con resultados muy rápidos y exitosos.


La NPDO es un sistema de terapia autónomo y coherente, se entiende como terapia energética de sistemas de representación del cuerpo. Si la quisiéramos clasificar entre los sistemas terapéuticos conocidos, se colocaría entre la acupuntura y la terapia neural. A través de su complejidad representa mucho más que solo otro sistema de micro-puntura con su propio somatotopio, debido a que la terapia sobrepasa la eficacia de solo un somatotopio. Un somatotopio describe un área, la cual representa el cuerpo en su globalidad otra vez en “pequeño”.


El inicio de la NPDO fue el deseo de tratar el dolor con más rapidez y efectividad, puesto que el dolor es la causa más habitual que trae a los pacientes a nuestras clínicas. A menudo es la primera señal de aviso doloroso la que nos indica que algo no esta bien. Para el terapeuta, la manera y el sitio de la aparición del dolor es la guía de origen y de su terapia.


El principio de la NPDO es soltar “bloqueos”. Ya en el clásico del Emperador Amarillo (la obra fundamental de la acupuntura del siglo 3 antes de Cristo) se expresa “el dolor es el grito del tejido para la energía fluida”.


La NPDO no es, de ninguna manera, solamente una terapia sintomática. Etiología y Patogénesis siempre forman parte de la misma. La eficacia es energética, informativa y representativa, referente a la zona reflexo /el somatotopio.

 


Características destacables de la NPDO:

 

  • Se terapia sobre un somatotopio facilmente comprendible, lo cual muestra muchas coincidencias estructurales.
  • Su eficacia en la terapia del dolor, se puede comprobar inmediatamente. Como en otros sistemas de micro-puntura, muestra sus efectos al cabo de pocos segundos.
  • Se pueden usar diferentes estímulos (stimuli). Principalmente se trabaja con luz monocromática. Alternativamente con aguja, jeringa, presión manual, energía magnética, etc...
  • Se pueden detectar y hacer terapia con focos neurales.
  • No es una terapia agresiva ni para el paciente ni para el terapeuta.

 

 


Desarrollo:

 


El origen que tomó la NPDO era desarrollar un procedimiento de diagnostico y terapia, que se complementaran maravillosamente bien. Siener, terapeuta neural y “experto en la medición Vega”, estuvo siempre comprometido con la búsqueda de los campos de molestias de los pacientes. En esto siempre actuaba punto a punto de manera muy precisa cuando empleaba un aparato de medición de la resistencia de la piel. En el tratamiento para desbloquear cicatrices, que son focos neurales y por eso bloqueos energéticos, Siener empezaba a medir solamente el punto más alto según la medición. Del mismo modo, en campos de molestias como fracturas, heridas, subluxaciones etc... buscaba también en los alrededores de puntos con resistencia de piel disminuida. Es conocido que los puntos de acupuntura y los puntos o superficies de campos de molestias muestran otra resistencia a la del resto de la piel. Y estos puntos solamente se muestran medibles (prescindiendo de algunos puntos de acupuntura) cuando existe una indicación. Además, los puntos se muestran más sensibles al dolor cuando se les aplica presión.

 

 

 


En la etapa del desarrollo de la NPDO, Siener usó procaína como estímulo, inyectándola en los puntos encontrados y manifestándose rápidamente una respuesta en el área del dolor a través del efecto de la misma. Entre dicha área y los puntos distanciados encontró líneas energéticas. Estas lineas no se igualaban con los meridianos de acupuntura, pudiéndose entender más en relación con el principio de  “Vías Principales Energéticas”. Aunque la procaína tuvo rápidamente su efecto, Siener observó más tarde, que un estímulo más pequeño era suficiente para obtener el mismo efecto. Hoy en día el tratamiento se realiza con luz monocromática. 


En sus trabajos Siener hizo un descubrimiento interesante, que posteriormente fue conocido bajo el nombre de “Somatotopio Siener”. La ilustración que vemos muestra la gran semejanza de la encorvadura fisiológica de la columna vertebral con la encorvadura trasera de la pantorrilla.

 

Siempre es impresionante ver como el cuerpo se representa a sí mismo en estructuras similares “a pequeña escala”. Se puede comparar, por ejemplo, el cuerpo humano sentado sobre la planta del pie o el embrión con el pabellón de la oreja. Lo característico para un somatotopio dado es, que se puede transmitir el organismo a una estructura ya existente y desde este somatotopio se puede hacer terapia refleja.  Cuanto más preciso está el cuerpo representado en las estructuras, mayor éxito se obtendrá al practicar la terapia.


 


Topografía:

 


Partiendo de la base de la columna en la línea de centro dorsal de la pantorrilla entre el talón/coxis zona lumbar hasta corva/zona cervical encontramos con proporcionalidad los órganos internos en las pantorrillas. En el área del tobillo encontramos la pelvis con su parte medial en el tobillo y la parte lateral en el tobillo externo. Aquí también se encuentran los órganos del sistema uro-genital semejante a las zonas en la conocida terapia de reflejos de pie. La rodilla forma el somatotopio para la cabeza. Por encima de la corva se encuentra consiguientemente la zona cervical.

 

 


Rudolf Siener se dió cuenta muy pronto, de que cada dolor se proyectaba en un área alejada. Para encontrar estas áreas dejó caer una plomada de arquitectura trazando una línea recta hacia caudal. Allí buscó entonces los puntos de energía máxima. Él llamo “lineas energéticas” (EL) a estas lineas de proyección que pasan a lo largo de la superficie del cuerpo. Por regla general se proyecta articulación sobre articulación, musculatura sobre musculatura, tendones sobre tendones y así sucesivamente; pudiéndose proyectar cada área de dolor en la distancia y encontrar allí los consiguientes puntos dolorosos.

 

 

Cada músculo por más pequeño que sea, encuentra así su correspondiente sitio de proyección. Incluso allí se pueden encontrar correlaciones muy similares a la del área de dolor. Si existen allí agujetas o sedimentos, se pueden asimismo con “buen tacto” palpar en el lugar de la proyección, músculos tensos o sedimentos cristalizados. En el lugar de proyección no solo se refleja donde esta el área de dolor, sino también el tipo de la molestia que se encuentra en ese área de dolor. En cada área de dolor se puede palpar uno o más puntos de dolor máximos: los centros de dolor (SZ). El área de dolor se transfiere sobre el área de proyección y allí se encuentran respectivamente los “puntos de energía máxima” (PEM) de dichos centros de dolor, desde donde se realiza el tratamiento, mediante la provocación de un efecto terapéutico. Mediante este método se incluye a la totalidad del cuerpo en la terapia, pudiéndose hablar de la NPDO como una terapia de representación energética.

 


Los PEM y las líneas energéticas:

 


Los puntos energéticos máximos son el eje central del tratamiento NPDO. Cuando el terapeuta encuentra exactamente dichos puntos y los estimula, hay por regla general un alivio del dolor o relajación del área de dolor. Si los puntos están activos se muestran las siguientes características:

  • Con un tacto sensible se pueden palpar y se muestran, por ejemplo, nódulos cristalinos como sedimentos o también como pequeños hoyuelos. En la zona de los tendones se palpa endurecimiento o también pequeños nudos. A menudo se encuentra en la zona de PEM cambios en los tejidos, como hinchazones, endurecimientos, hoyuelos, etc. Tal como en el propio centro de dolor o  la zona de molestia orgánica.
  • Los puntos son dolorosos a la presión y muestran a menudo un dolor agudo (para el paciente es un sensación similar a la de un pinchazo de una aguja). El terapeuta puede seguir los puntos exactos mediante el uso de un palpador mecánico o aparato de resistencia de la piel.
  • Los PEM muestran una resistencia de la piel disminuida, que es muy útil para la terapia. Ésto es de gran significado para el éxito del tratamiento NPDO.


El impulso de la curación, que parte de los PEM, se transmite sobre una linea de unión, la linea energética, hacia el área del dolor tratado. Estas lineas se hallan distribuidas por todo el cuerpo, de manera que se pueden encontrar PEM activos por todas partes.

 

 



Aplicación en la práctica:

 


El desarrollo del tratamiento NPDO se puede mostrar mejor sobre un paciente que padece dolor. Principalmente es importante analizar la respuesta del área de dolor a la sensibilidad de la presión, a la reducción del movimiento y a signos de la inflamación.


Desde el área de dolor originario el terapeuta se mueve a lo largo de la linea energética (EL) hasta el área de proyección. Si el dolor parte desde la articulación se pueden también encontrar puntos relevantes para la terapia en la distancia pero en los alrededores de la articulación. Los dolores musculares se pueden proyectar también lejos de la musculatura, y de igual manera los dolores en tendones y huesos.


Estos puntos, como ya se ha dicho, son sensibles al dolor, a la presión y detectables a través de un aparato de medición de la resistencia de piel. Resumidamente, se trata lejos del dolor y la conexión siempre está sobre una linea vertical similar a la acupuntura.


Los puntos hallados de esta manera, eran inyectados anteriormente con procaína, para conseguir el efecto a distancia. Hoy en día se trata principalmente con luz pura monocromática fría y con equipos láser de baja intensidad llamados LLLT ya que es por supuesto más agradable y no tiene efectos secundarios. La luz es un buen donador de impulsos y portador de información. Los puntos se miden y se tratan al mismo tiempo. Desde el medio de la sonda de la medición parte la luz también disponible en diferentes colores. La duración de la radiación oscila entre de 10 y 20 segundos por cada punto. Si se tratan todos los puntos terapeuticamente relevantes, se puede conseguir en unos segundos un alivio o una disolución del dolor. De esta manera se pueden examinar los efectos al instante.


Con un poco de práctica y buen tacto es posible palpar las diferencias del tejido,  de importancia para delimitar mejor las áreas. El cuerpo siempre proyecta un cambio de tejido también en la distancia.


En nuestros cursos lo practicamos mediante palpación de los endurecimientos del tejido. Primero se palpa y se señalan los endurecimientos en la espalda. Para comprobar el cambio, posteriormente se palpa en el somatotopio de la pantorrilla dentro del área de proyección probable y se encuentra un endurecimiento semejante mucho más pequeño y similar como en el centro de dolor. Desde allí se terapia y se examina el éxito en el endurecimiento del centro de dolor marcado. Cuando se han encontrado los PEM exactos, el endurecimient se muestra inmediatamente más blando, se siente menos dolor o puede incluso desaparecer completamente.


Si el estímulo con la luz monocromática no fuera suficiente, se puede inyectar en la PEM o estimular con la aguja de acupuntura. Lo especial de la NPDO es que el éxito se puede examinar al instante. Dolor y libertad de movimiento deben ser examinados después de cada tratamiento. También los signos de inflamación pueden mejorar en un plazo de tiempo muy corto. Las inflamaciones son una especialidad de la NPDO.


La duración de la terapia para cada tratamiento es de 5 a 20 minutos. Los períodos  sin molestias después del primer tratamiento son muy variados, pero es fenomenal el hecho de que éstos ascienden como mínimo a 20 horas. Con la NPDO se consiguen muy a menudo este lapsos de tiempo, y los intervalos sin dolores después de cada sesión nueva, se alargan hasta que se encuentra una sanación completa de los dolores y molestias. Especialmente en cuadros agudos, ya después de la primera sesión. Los efectos del tratamiento NPDO por lo general se prolongan de 2 a 3 días. Durante este tiempo se encuentra una mejora pero también puede surgir un empeoramiento sintomático a corto plazo. Con respecto a ésto hay que advertir al paciente expresamente.

 

 



Espectros de terapia:

 


La NPDO se aplica principalmente en dolores del aparato locomotor para los siguientes diagnósticos: lumbalgia, ciática, estados de dolor craneal, dorsal, lumbar, todo tipo de dolor de los miembros superiores, hombro, codo, muñeca, manos, agudos y crónicos con o sin inflamaciones. También se puede ejercer una influencia en casos de protruciones del disco intervertebral, hasta el punto que se ha podido evitar a algunos pacientes una operación de discos intervertebrales. A través del tratamiento de los pies se puede reconstruir la estática de nuevo, se pueden quitar posturas falsas de los pies que tienen como consecuencias un desequilibrio de la pelvis y un diferente largo de las piernas y se puede evitar la artrosis. Además, se puede terapiar muy bien el síndrome carpal y la tarsalgia. En otorrinolaringología y con la zona de la cabeza/rodilla se nos ofrecen extraordinarias posibilidades de terapia.


Síntomas como dolores cefaleas, migrañas, neuralgias de Triguemio, dolor de muelas, sinusitis, rinitis, otitis se pueden tratar con éxito a través de la zona de la rodilla.


El área de los ojos de la NPDO es también un componente muy importante de la una acupuntura de Pro. John Boel (Dinamarca) con éxito. Una mejora de la vista se manifiesta por lo general después del primer tratamiento. Incluso en cuadros clínicos como degeneración de la mácula se pueden conseguir mejoras claras.


Dentro del área de órganos se puede influir positivamente en los procesos inflamatorios, dolorosos o calambres de todo tipo. La NPDO está indicada también en cuadros clínicos como cistitis, gastritis y molestias de vientre inferior y superior poco claros, quistes ováricos, inflamaciones y trastornos funcionales de las vías biliaries y apendicitis. Además, la NPDO tiene efecto en la regulación hormonal, por ejemplo en balances de tiroides y nudos fríos, hipertrofia de próstata y molestias menopausicas. Con esta terapia se mejoran siempre efectos psicosomáticos y psicotrópicos. Los pacientes se sienten después del tratamiento visiblemente relajados y descansados.


Una posibilidad extraordinaria de terapia nos la ofrece el así llamado Trigonum (el cual se encuentra en un triángulo equilátero en la rodilla medial) y que nos representa el sistema vegetativo-hormonal. Alcanzamos a través del Trigonum la hipófisis, el hipotálamo y el sistema límbico.

 

 

 


A través de efectos neuroendocrinos y psicovegetativos se puede influir muy bien principalmente en algunas depresiones, insomnio, fobias/miedos, presión baja, así como irregularidades hormonales. Muy a menudo nos consultan pacientes que nos muestran bloqueos inducidos por medicamentos o intoxicaciones en estos de mayor importancia de los sistemas de control endocrino/hormonal. Estos pacientes se enfrentan a menudo con cualquier tipo de terapia. El Trigonum nos ofrece, junto a otras medidas como la desintoxicación y eliminación un nuevo principio de terapia.


Un papel importante de la NPDO es el tratamiento de la linfa, ya que en estancamientos de la misma, éstos se deja terapiar muy bien sobre las áreas correspondientes. Fundamentalmente, se deben tener en cuenta en cada sesión a las áreas de linfa. Es importante reforzar al cuerpo a eliminar tóxicos claramente junto con estrategias probadas en la medicina naturista/homeopatía, fitoterápia.

La NPDO es mucho más que solo una terapia eficaz de dolor.


 


La NPDO efectúa:

 

  • Analgésico.
  • Antiespasmódico.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Antiinflamatoria.
  • Activa la linfa.
  • Baja el nivel de acidez/sistemático y localizado.
  • Estimulación del metabolismo.
  • Realiza un equilibrio psicovegetativo hormonal.
  • Relaja emocionalmente.
  • Desbloquea.

 


Perspectivas:

 


La NPDO nos ofrece el más interesante somatotopio con la mejor armonía y con  efectividad definitiva.


Además, al incluir al cuerpo en su totalidad a través de las lineas energéticas, se puede comprender inmediatamente la eficacia de la terapia. A través de la creación estructural lógica, el terapeuta puede emprender fácilmente la cohesión y ponerla en práctica. Muchos terapeutas de la clínica natural y clínicas en general se han familiarizado en los seminarios de la R.S.-Stiftung con esta nueva terapeutica, y lo aplican con éxito en toda Europa.

 


El aparato de Monolux ®, desarrollado para la NPDO, ofrece muchas posibilidades terapéuticas y se puede optimizar como un “juego de construcción” a sus propias necesidades.


Se ofrece la posibilidad de examinar, o mejor dicho, con luz, color, frecuencias o con terapia magnética, y el uso de los principios de la bioresonancia. La NPDO se puede practicar por supuesto sin aparato.


El círculo internacional de trabajo e investigación se preocupa y sigue trabajando en el desarrollo de la NPDO. El futuro se presenta cautivador de como va a evolucionar esta terapia tan viva.

 

 

 

 

 

El curso está indicado para profesionales de la Salud tales como:

 

Médicos, Naturópatas, Fisioterapeutas, Masajistas y Acupuntores así como para Profanos y Pacientes.

 

Profesor:

 

Bernhard Scheida, Diplomado en Naturopatía (Heilpraktiker de Alemania), Docente de la Universidad mediterránea de Malta. Representante autorizado de Asociación Rudolf Siener Stiftung Alemania para tratamientos, seminarios y symposiums en todo el mundo.

 

Diploma:

 

Se otorgará Diplomas de la Asociación de Naturópatas de Alemania (VDH).

Días y Horarios:

Ver "Cursos"

Precio del Curso:

Ver "Cursos"

 

Testimonio N.P.D.O.

 

Hola Bernard, ¿cómo va todo?
Yo bien con mucho trabajo.
Quería comentarte, uno de mis pacientes, de unos 50 años, bastante afectado de artrosis en las caderas y con afectación lumbar también ,dolor, irradiación a piernas, etc.
Últimamente le estoy introduciendo N.P.D.O. Le va bien.

Una cosa muy buena que me pasó la semana pasada, con esta técnica.
una señora, unos 70 años, artrosis por todo su cuerpo, un índice de dolor altísimo, no podía elevar el hombro izq. en los rx se apreciaba que la articulación acromioclavicular estaba atrapando al supra.
No le podía poner la mano encima ni para hacer drenaje. Dolor cervical, de cabeza, rodillas.
Comencé a trabajar con el láser vértebra a vértebra, puntos relacionados con acupuntura, N.P.D.O
Pude ponerle después de ésto la mano apoyada en su cuerpo e hice un poco de drenaje.
Volví de nuevo con la N.P.D.O.
Ella iba diciendo que tenía menos dolor.
Cuando acabé la sesión, pudo darse la vuelta en la camilla, al principio no.
Al estar sentada comentaba que estaba mejor, pero cual fue nuestra sorpresa que dijo, a ver el brazo, pudo elevarlo completamente.
No sé si se mantendrá la mejoría, la volveré a ver el viernes, la señora llevaba meses sufriendo mucho.
La verdad éste caso me impresionó bastante.
Comienzo a utilizarlo buscando órganos.
También lo estoy utilizando con mis sobrinos porque ella está teniendo muchos catarros que le afectan el pulmón y anginas, hoy han hecho tres años, no creo que sea malo utililzarlo en niños tan pequeños ¿no?

¿Algún libro sobre esta técnica?
Un abrazo.
ROSA

Bibliografía

 

 

NPDO



NPDO

Nueva Terapia de Puntos de Dolor y de Organos.

 

Como tratar dolores y molestias funcionales de manera rápida y eficaz.

 

Rudolf Siener Stiftung (editor)

Christian Schütte et al.

 

 

 

Disponible en Taraxus

55 € (4% IVA incl.) + gastos de envío

 

 

 

Haga su solicitud a través de nuestra página de contacto o en taraxusbiomedibiza@gmail.com

 

Bernhard Scheida - Taraxus- Seminarios

 

C/ Ricardo Curtoys Gotarredonda
Edificio KOALA 103, Piso 01, Santa Eulalia, Ibiza, Baleares

 

Tel. (+34) 971 330 799

mail: taraxusbiomedibiza@gmail.com